Renacimiento social: Exaptaciones de la NTE postcovid-19

Hoy hay un ingrediente importante en la exaptación de lo ya acontenido en esta crisis y es el uso tecnológico desde una perspectiva social, como una alianza significativa entre la estrategia como un activador de las acciones de divulgación mediática e informativa y las tecnologías como un medio que accede a la interacción entre usuarios desde la glocalidad, permitiéndoles la inmediatez, la expresión libre de sentimientos y emociones, la unidad geográfica que se acorta con el internet y por último la aptitud humana de análisis y reflexión frente a los acontecimiento que va marcando la historia mundial.

El cese de todo tipo de actividades entre ellas las sociales, económicas, turísticas, y educativas debido al confinamiento obligatorio, están permitiendo el desarrollo de nuevos ejercicios de la vida cotidiana, que propenden por la reconstrucción y evolución personal del individuo que le concede nuevas formas de convivencia con sus coterráneos en el que la protección física, el distanciamiento social, nuevas formas de consumo, brota un escenario que se denomina en adelante, un renacimiento social post covid-19.

Esta reflexión se abordará desde el punto de vista de la Nueva Teoría Estratégica, que encierra un compendio de acciones técnicas y humanas, apoyadas en el manejo estratégico de las herramientas digitales, las cuales permiten la asociación de dichas labores diligentemente desarrolladas por la sociedad, frente al accionar de las Tics como mecanismo de recuperación emocional, reconstrucción en las formas de socializar y masificación de información, ya sea de interés comunitario para una protección especial de escenarios de participación civil, y de interés público desde las medidas tomadas gubernamentalmente para enfrentar la situación.

En estas circunstancias, es importante dar paso a nuevas e innovadoras creaciones culturales y de consumo desde lo digital, mostrando con ello un influyente acto estratégico al proceso humano de la consolidación en las actividades cotidianas de las personas resguardadas en un contexto de hechos relevantes como la cuarentena, en el que, la descripción y cooperación, activa los acontecimientos en cada sector social, permiendo una masificación de acciones para una socialización de forma interactiva con el uso apropiado de la tecnología unificando territorios, generando armonía social, mitigando el pánico e integrando poblaciones con sus costumbres y culturas, al respecto Rafael Alberto Pérez, sopesa el acto estratégico de la acción humana y organizacional con la aplicación de modelos realistas y a la mano de la sociedad:

Frente a una Estrategia que se ha desorientado respecto a su objeto de estudio la NTE propone una reformulación que tenga por objeto de estudio los procesos humanos de elección de estrategias. A partir de este modelo básico descriptivo estaremos en condiciones de proponer modelos normativos más realistas y eficientes.  (Perez, 2018)

En cuanto a la elección de estrategias, el modelo de la Nueva Teoría Estratégica propone siete, los cuales encajan con la función de generar escenarios creativos para la visibilidad de escenarios e integración de comunidades, que permitan por medio de la NTE actividades a través de herramientas digitales para una transformación social dando paso al renacimiento de nuevas acciones de socialización e interacción humana por medio de estrategias, expuestas en una evolución de la realidad, argumentadas hasta el momento en el presente dialogo:

Cambio en el paradigma central: de la fragmentación a la complejidad: Es permisiva como una estrategia en la construcción de saberes a partir de experiencias vividas en un tiempo determinado, es una adaptación que para el caso del uso tecnológico como herramienta de visibilización, permite que la situación compleja sea rememorada en las mentes de los usuarios digitales, por medio de la asociación y asimilación de situaciones recreadas con los recursos digitales, partiendo de la necesidad que tiene la sociedad de transformar su realidad, con base en imaginarios que estén presentes en la mente de los ciudadanos, esto gracias al acceso desde dispositivos electrónicos con internet.

Cambio en el sujeto: del actor racional al hombre relacional: Teniendo en cuenta que la NTE propone al ser humano como una pieza clave para que las explicaciones y los modelos estratégicos aterricen, se amolda desde la acción colectiva de alinear a la comunidad con una apuesta resiliente, este acto parte de una creación humana enfocada en convivencia digital que busca un liderazgo desde lo social con la divulgación de contenidos que humanen la visibilización de hechos relevantes en el mundo, permitiendo a través de la asimilación tecnológica, como un medio importante en la socialización y reflexión mediadora en el relacionamiento social que une a la comunidad en un objetivo común.

Cambio en la organización: de unidad de producción a nódulo de innovación y de significación: Las apuestas tecnológicas en las herramientas digitales como una organización que dirige contenidos ligados al rol consumidor y prosumidor de los individuos, convirtiéndose en el sujeto colectivo de la estrategia, serán una fuerza reconciliadora y pacificadora que catalizará el pensamiento de quien la consuma, pero sobre todo será un medio de catarsis de quien emita expresiones o narrativas relacionadas con acontecimientos vividos por los medios virtuales, dichas expresiones ligadas a idearios diversos que hoy tienen los ciudadanos frente a hechos que se dinamizan a partir de la política que tiene el gobierno en un escenario económico, social, cultural, sanitario, educativo, en el que persiste posiciones a favor y en contra de decisiones gubernamentales en el manejo de la crisis.

Cambio en el objeto y el enfoque de la Estrategia: de lo contingente a lo inmanente (el estrategar) y de ciencia del conflicto a ciencia de la articulación: Se está generando un cambio colectivo con el uso de las tic en medio de la pandemia, esta experiencia se puede alinear asimismo con un proceso resiliente de recuperación y renacimiento social, en el que juega un papel vital para la conciliación colectiva, los diversos actores de la vida cotidiana, como el personal médico, educativo, gubernamental, comercial y de periodistas por nombrar algunos. Es aquí donde los medios y plataformas estratégicas digitales por medio de acciones comunicacionales, permiten la articulación masiva de la sociedad frente al tema de la resocialización aceptando las normas y formas de percibir la realidad, en un escenario completamente nuevo.

Cambio en la matriz de estudio: de la economía a la comunicación: La NTE plantea el interrogante ¿cómo diseñar una teoría estratégica compleja, relacional, que genere innovación y significación y que de ciencia del conflicto pase a ser a ciencia de la oportunidad y de la articulación? Dicho cuestionamiento encaja con la generación de espacios a través de escenarios creativos que transformen el imaginario colectivo a través de estrategias comunicacionales que muestren una significancia en el trasegar del conocimiento masivo sobre los acontecimientos históricos relevantes a partir del Covid-19, innovando en el campo de las tic al servicio de la recuperación social, con acciones practicas desde lo lúdico, lo dinámico en los medios de comunicación y lo pedagógico que puede brindar las herramientas digitales, como una oportunidad de educar por medio de la tecnología y consiga una articulación social y económica conforme a los cambios ya evidentes, en los patrones de conducta en los individuos.

Cambio en las herramientas: los nuevos instrumentos para hacer estrategias en un mundo complejo, dinámico y a veces caótico: El desarrollo tecnológico como una herramienta que facilita la unificación social, entorno al proceso comunicativo sobre el distanciamiento y protección obligatoria de los seres humanos a nivel mundial, se alinea estratégicamente a la necesidad de mantener el consumo de bienes y servicios para el sostenimiento económico y social, las nuevas acciones emanadas de este acontecimiento histórico de encerramiento forzado, persiste para el desarrollo de exaptaciones sobre las actividades de la vida natural de la humanidad como comer, socializar, educarse, las cuales hoy ya han sufrido cambios, como secuela de la flagelación emocional de la sociedad, los sistemas económico y político de los países, durante y posterior al Covid-19.

Cambio en la metodología: los nuevos modelos: posterior al Covid-19 se generara un modelo de comunicación alternativa social que propenderá por la conservación de las acciones colectivas utilizando como vinculo de asociación las herramientas digitales, es la apuesta que debe impactar en la sociedad como un aporte para el sostenimiento ejercicios sociales de gran relevancia para los ciudadanos, en los cuales puedan participar con un acceso ilimitado en tiempo y el espacio gracias a la magia de la comunicación virtual.

La estrategia es un paso importante en la consecución de nuevos modelos comunicacionales post covid-19 desde la aplicabilidad de la tecnología para la mejora del accionar cotidiano del ser humano, a partir de él se generan aptitudes importantes desde lo digital para ese renacimiento social, entre comunidades enmarcadas en objetivos comunes y porque no particulares, que en muchos casos logran la obtención de beneficios que superen las necesidades derivadas de la ausencia de satisfacciones a partir de problemáticas en la sociedad o una colectividad especifica.

El pensamiento complejo es además un elemento distintivo de la Nueva Teoría Estratégica, que, para hablar de estrategia, incorpora la conectividad en los diferentes niveles: humano, tecnológico, creativo y social. El creador de esta nueva teoría, Rafael Alberto Pérez, señala que la realidad es compleja, multidimensional y a veces caótica, requiriendo de los estrategas que no piensen de manera dual, fragmentaria, unidimensional, estática y lineal, ya que así les faltarían las pautas para actuar en el nuevo escenario. Si a este panorama se le añaden las nuevas tecnologías y sus sistemas de gestión de datos como el Internet de las cosas y el Big Data, la gestión del conocimiento para los estrategas se torna aún más complejo. (Arribas & Islas, 2016)
Con lo anteriormente expuesto se describe un panorama favorable a partir del uso tecnológico para la consecución y consolidación de las adecuaciones sociales, la dinamización lúdica, la visibilidad mediática de historias y la pedagogía de procesos de reconciliación a través de la proliferación virtual de información contextualizada en la vivencia de la crisis sanitaria mundial, en dicha construcción y transmisión de contenidos se beneficia la comunidad con su participación e incorporación con la aplicabilidad personal de enseñanzas derivadas del contenido digital colgado en dichas herramientas virtuales.
Dra. Katherine Paola Castro Molina
Miembro del Comité de investigación FISEC Colombia. Magíster en Investigación, Doctora en Ciencias Políticas.

BIBLIOGRAFÍA
Arribas, A., & Islas, O. (2016). Nueva Teoría Estratégica y Ecología de los Medios. Vínculos posibles a partir de la complejidad. Recuperado el 29 de 4 de 2019, de https://repository.usergioarboleda.edu.co/handle/11232/802
Perez, R. A. (2018). LAS 7 SEÑAS DE IDENTIDAD DE LA NUEVA TEORÍA ESTRATÉGICA. Recuperado el 29 de 4 de 2019, de http://cienciared.com.ar/ra/doc.php?n=708

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba